jueves, 10 de marzo de 2011

Me inunda un sentimiento, extraño, receloso de tenerte. Un sentir fuerte y muy considerado, con ganas de hacer una locura desatada, junto a ti. Quizás... ¿Secuestrarte voluntariamente? ¿Hacerte mio?... Tentador deseo, ¡qué pena que no tenga tantas agallas para hacerlo!


Volver a hablar contigo...es lo que quiero, que abrumen los celos cuando me hablas de cosas necias. Te deseo insistentemente, a ti, a tu aliento, a tu cuerpo, a tus manos...




MM. Sigo esperándote, porque eres mi vida.

lunes, 7 de marzo de 2011

Ilusiones que acarician  mi mente, entre pensamientos te escurres, y en mi insomio apareces para cerrar mis ojos y  hacer que vuelva a dormir, eres el susurro de las aves sobrevolando mi balcón; un sentimiento más grande que el propio cielo, más grande que la imaginación que tienes para recrear momentos esperados por los dos, eres como las golosinas, muchos sabores y colores  porque sabes endulzar mi paladar y mi tentación de volver a probarte, eres el silencio del atardecer, la risa tonta que sale a la luz cuando cuentas tonterías sin gracia y los dos juntos nos reimos sin saber porqué, una distancia equivocada que debería esfumarse como el viento. 
Eres muchas cosas...pero todas ellas me gustan más que nada

domingo, 6 de marzo de 2011

El destino es cruel, las verdades más aun, pero vale más eso que una gran mentira.
¿Por qué?... no sé que le he hecho al destino, para que mis lamentos no los escuche
ni les haga ni caso, vida injusta que me llevas a la desesperación, consagrando mi amargura
repitiéndome cada día "es lo peor que ha podido pasar". Odio esta situación, ¡LA ODIO!, pero yo sola me la he buscado. Lucharé frente a frente con el destino, a ver quien puede más, si él o yo.